La Corporación Khuyay nace en el año 2016 con un sueño común: transformar comunidades a través del arte urbano. Dos años después, las calles de Pereira cuentan historias, se han convertido en un museo al aire libre.

Esta entidad cultural sin ánimo de lucro está conformada por un grupo de jóvenes profesionales en diferentes áreas: Jessica Garzón, diseñadora gráfica, Julián Muñoz y Julián Malagón, artistas urbanos; Mateo Rodríguez, psicólogo; Natalia Cano, relaciones internacionales y Valentina Allan, Licenciada en Comunicación e informática educativas de la Universidad Tecnológica de Pereira.

Entre las diferentes acciones que ha emprendido Khuyay, el festival de arte urbano Pereira Querendona se ha posicionado como una marca de ciudad. Cada año eligen una zona de la ciudad para transformarla a través de diferentes técnicas de la gráfica urbana. Participan artistas locales, nacionales e internacionales, se realiza un ciclo académico y comunitario, un foro para reflexionar sobre la acción urbana y un bazar querendón para fomentar, difundir y apoyar emprendimientos de la región.

En sus tres años de ejecución, el festival ha cosechado diversos logros: es reconocido como uno de los festivales más importantes de la región; ha vinculado más de 50 artistas internacionales, nacionales y locales; se han pintado más de 2800 metros cuadrados de murales en la ciudad, y ha transformado 3 comunidades que han sido consideradas vulnerables.

Para Valentina Allan, egresada UTP y cofundadora de Khuyay, el mayor logro del festival es la unión que ha generado, no sólo en aquellos que creyeron en primera instancia, sino que ha recordado a los ciudadanos, empresarios y a la institución, la importancia del convite y del civismo para construir ciudad.