La UTP es una entidad orgánica que palpita con la ciudad, ésta me ha permitido palpitar con ella, y mi corazón palpita fuerte cuando estoy en ella”
Gustavo A. Moreno


 

En las calles de Riosucio, Caldas, alrededor de los años 70, todos los viernes las personajes se posaban ante “El granero de Mario” para hacer las compras de mercado de la semana, en ese mismo lugar, atendía un niño moreno que tenía toda la actitud de servicio de cualquier emprendedor, ese niño, era Gustavo Adolfo Moreno Bañol, hoy docente, y pilar importante para el progreso de la Facultad de Ciencias del Deporte.

Gustavo Adolfo Moreno es un hombre que piensa que siempre hay cosas por hacer, cuando era un niño deseaba buscar retos y salir adelante, y uno de sus primeros pasos para hacerlo fue ingresando a la educación superior. Lo hace en el año 1994, se gradúa de la Licenciatura en Educación Física de la Universidad de Caldas, ganando con su Práctica Pedagógica (Creación de módulos de física para áreas rurales en postprimaria) el premio a la mejor práctica de impacto social de la Facultad de Ciencias de la Educación, tanto que este mismo se adoptó para todo el departamento de Caldas y como modelo a nivel nacional en alianza con el Comité de Cafeteros, la OEA y la Gobernación de Caldas.

Estando en funcionamiento en programa de Ciencias del Deporte y la Recreación, en 1996 se abre la oportunidad de llegar a una ciudad que siempre le había fascinado. Así que empieza a dar clases en esta facultad y los logros y proyectos empiezan a llegar cada vez más recurrentemente: docente desde los 24 años, Promotor de proyectos de recreación en Coldeportes, líder en proyectos nacionales de campamentos y eventos deportivos, Magister en Desarrollo Humano y Organizacional, 10 años como director académico del programa Ciencias del Deporte (Obteniendo el logro de acreditación de alta calidad para dicho programa), líder, junto a un equipo valioso y capaz de la política pública del deporte para Pereira “Por una Pereira saludable, incluyente y activa”, integrante del comité técnico de “Pereira Cómo Vamos” en el componente de Deporte y Recreación (desde 2016), líder del  Comité deportivo y recreacional de la cooperativa FAVI UTP por 8 años y hoy como Presidente de la misma institución financiera, donde hay que destacar los logros que han obtenido, como la cogestión de recursos para becas talento para los estudiantes de la UTP (Por más de 120 millones de pesos), apoyar además con bonos de matrícula, bonos de transporte, bonos de alimentación en alianza con la Vicerrectoría de Responsabilidad Social, además en los colegios con los que se tiene convenio se han podido donar uniformes y útiles escolares (Institución Educativa Jaime Salazar Robledo) y dotación también para la sede de la UTP en la ciudadela Cuba.

 

Para que todo lo anterior sucediera Gustavo reitera que el trabajo en equipo ha sido fundamental, un equipo que facilita que todo pueda suceder y hacerse bien. 

La vocación por el liderazgo le viene desde pequeño, una fuerza que hasta hoy no ha parado; el servicio viene desde casa, gracias a sus padres. El deseo por trabajar en colectividad lo otorga como una herencia de su pueblo. En todo caso, los ecosistemas, como él lo llama, donde se formó, son su eje para ser lo que es hoy, un líder emprendedor, sin pretensiones, pero con todo el empuje para seguir creando y creyendo.


“Soy un convencido de que la universidad hay que vivirla, vivirla como estudiante, como docente, como administrativo, como investigador, y devolverle a esta institución lo que más se pueda…”