Jiovany Orozco Parra, director y fundador de Innovative Educations productora de CloudLabs, era un hombre deportista, parte de su adolescencia se dedicó a jugar fútbol. Siendo estudiante del Instituto Técnico Superior decidió estudiar ingeniería industrial, en parte como una influencia de sus compañeros de ese momento. Y otra parte por la influencia de su padre, en ese momento empleado de La Chec. Jiovany hizo un semestre de Tecnología Eléctrica ya que no pudo pasar a Ingeniería, pero al siguiente semestre continuó con sus compañeros la vocación por estudiar Ing. Eléctrica. En su etapa de futbolista hizo parte de la selección de la Universidad y a la par continuaba sus estudios.
En 6to semestre de la carrera, 1994, gracias a la invitación de un compañero asistió a un seminario que tenía relación con una asignatura denominada Iluminación ​Eso fue de las grandes cosa que me cambió la visión. Es muy importante que los estudiantes en el curso de la carrera toquen el mundo laboral porque eso ayuda a enfocar”. ​El seminario, realizado en Bogotá, le abrió el panorama a Jiovany y de alguna forma, le dio las primeras nociones de por donde se iría en su profesión. En 1995, hubo un fin de semana decisivo para su vida: empezó un paro indefinido en la universidad, fue seleccionado para jugar con Once Caldas y había sido llamado por un amigo de su primo para conocer en una semana la organización Roy Alpha, su decisión, fue irse por el mundo laboral a reconocer el terreno por el que en un corto tiempo él recorrería su propio camino; bastó conocer la empresa para empezar a trabajar allí y gracias a su aprendizaje basó su tesis en automatizar el laboratorio del que hacía parte.
 
 
 
8 meses después el mismo jefe que le recomendó trabajar la automatización para la tesis lo invitó a participar en una de las convocatorias de Colciencias, y allí se empezaron a abrir todas las puertas: dicho proyecto fue galardono por Colciencias, y hoy por hoy sería uno de los primeros proyectos de grado premiado por esta institución. Este proyecto que lo llevó a moverse es el mismo que hoy le da todo el reconocimiento: Los laboratorios interactivos CloudLabs.