Marlon Ramírez Naranjo, intérprete. En sus manos habitan los sonidos que le han dado otras posibilidades para vivir de la música. Es egresado de Licenciatura en Música y mientras cursaba el pregrado, buscaba sus ingresos como profesor de clases particulares, una alternativa económica que con el paso del tiempo se convirtió en su proyecto de grado adquiriendo una dimensión más investigativa.

Así pues, para el año 2014 sus clases particulares se convirtieron en opción para otros de sus compañeros que, bajo la dirección de Marlon, daban clases de música personalizadas basados en la metodología Homeschooling, una tendencia en crecimiento para aquellos que disfrutan de la educación no formal en casa. Majestic es el nombre que recibe esta iniciativa que hoy acoge entre hogares a 120 estudiantes, entre los 3 y 83 años, donde estudiantes con discapacidades físicas o cognitivas encuentran un programa educativo flexible que se adapta a sus fortalezas y necesidades. Junto a Marlon trabajan veinte profesores más, profesionales que trabajan en Armenia, Pereira y Manizales y garantizan una alta calidad en sus servicios educativos.

 

 

La simpleza de las ideas

Como Marlon dice:  “a veces no creemos mucho en las ideas sencillas” y eso es Majestic, un proyecto innovador, sencillo a simple vista, pero profundo cuando se pone en contexto, pues da un salto cuántico entre una clase a domicilio y un servicio educativo personalizado. A la par Majestic fortalece otras líneas de acción donde la música se vuelve un producto de consumo, entre esas se encuentran los talleres de música recreativa y la ambientación musical.

Sobran razones para encontrar en Majestic un proyecto de innovación que vuelve realidad la expresión “la educación empieza en casa”, reinventando métodos que hacen de sus clases una experiencia educativa acogedora. Y aunque su lugar como empresa son todos los lugares, su fuego como líderes en servicios educativos es un fuego cálido en el cual son bienvenidos todos los que en la música encuentran una forma de conectarse con su mundo interno.